Saltar al contenido

Cómo elegir tu ramo de novia en tu boda

11 diciembre, 2017

Aparece en prácticamente todas las fotos y es el regalo que la novia le hace a una de sus invitadas solteras cuando lo arroja hacia atrás casi al final de la fiesta. Sí, se trata del ramo, un complemento que no debéis elegir al azar, ya que hay varios tipos de ramos de novia, los cuales se adaptan al vestido, el tocado del cabello, el tipo de ceremonia e incluso vuestra personalidad.

Los cuatro estilos básicos del ramo:

Hay cuatro estilos básicos: en cascada, redondo, ramillete y sin estructura, y de ellos se desprenden distintas variantes. Veamos algunos:

1. Ramo en cascada:

También se lo conoce como ramo en caída o en gota. Es más tupido en la parte superior, por donde toma el ramo la novia, y menos a medida que cae. El tamaño, la extensión y la cantidad de flores pueden variar de acuerdo al gusto y la creatividad. Por ejemplo, un ramo puede tener forma de media luna y caer en dos cascadas hacia los costados.

2. Redondo:

Los ramos redondos pueden ser bien definidos en esta forma o un poco más dispersos, y los hay grandes o de tamaño normal. El ramo en domo o esférico son dos de sus variantes.

3. Ramillete:

Otro de los tipos de ramos de novia es el ramillete. No son ramos grandes, sino que varían desde tamaños medios a pequeños o muy pequeños. Pueden ser el clásico ramo en domo (sujetado con alambre forrado o con un lazo) o muy pequeñitos. Suelen usarse en ceremonias menos formales y en los juzgados, pero no exclusivamente, ya que como dijimos, todo dependerá del gusto de cada mujer.

4. Sin estructura:

Estos ramos no tienen una forma específica. Son más abundantes, con mayor diversidad de flores y suelen extenderse horizontalmente y en caída. Quedan muy lindos en bodas que se hacen en campos, estancias u otros sitios al aire libre, dado que muchas floristas los arman con flores silvestres y hojas.

Aprovecha, para mantener el amor hasta el día del enlace, para compara unos bonitos y elegantes detalles de novios de Mr Wonderful y mantener así la pasión.

Los tipos de ramos de novia también pueden variar en cuanto a sus tallos, porque podéis decidir que queden visibles, que los cubran las flores y no se vean o que se vean pero forrados con una linda cinta o un moño.