Saltar al contenido

Cómo elegir coche para llegar a tu boda

17 diciembre, 2017

Una boda puede ser original desde el comienzo. No hace falta esperar a la mitad de la fiesta propiamente dicha para desplegar un arsenal de creatividad y diversión. Recuerda que el objetivo es que tú y tu amor vivan un día o una noche inolvidables, con emoción, sorpresas y muchas risas.

Claro que si el móvil elegido es bastante “raro”, procura que tenga algo que ver con vosotros o con el estilo de la celebración que hayáis programado, vuestras profesiones u oficios, si os gustan los lujos o, por el contrario, sois más simples o rústicos. De lo contrario quedará desubicado.

Hay muchas casas de alquiler de autos antiguos o extravagantes, aunque también podéis crear el vuestro pintándolo, decorándolo, haciéndole graffitis de colores o con sus nombres, colocándoles latas detrás o alguna bocina con un sonido particular. Todos quedarán maravillados, y las fotografías resultarán hermosas.

Como llegar a tu boda de forma original

Combi hippie: para novios adeptos a todo lo relacionado con la época de los hippies, la moda vintage o retro, nada mejor que una combi de la década del ’60 o ’70, como las clásicas y divinas Volkswagen.

A rodar: si a ti y a tu pareja les encanta viajar por la ruta, alojarse en campings o irse como mochileros, ¿qué os parece llegar en una casa rodante tirada por el auto que manejará el padrino de la novia? ¿Y en un motorhome?

Un sidecar: es sin dudas uno de los vehículos originales y divertidos para llegar a la boda por excelencia. Se trata de un pequeño auto de una rueda que va enganchado por el costado a una motocicleta. Quien va en la motocicleta lleva a quien va en el sidecar. En este caso, el padrino transporta a la novia hasta la iglesia, y luego lo hace el novio en la llegada a la fiesta. Es común ver estos graciosos coches en las películas cómicas, cuando viajan dos personajes que casi siempre son amigos, matrimonio o compañeros de aventuras.

En dos ruedas: hay personas que se destacan por utilizar la bicicleta para todo. Para hacer trámites, visitar amigos, ir a reuniones, pasear por el parque, hacer las compras en el supermercado e incluso viajar al trabajo o a la universidad. La “bici” ya es parte de ellas. Si éste es tu caso y el de tu futuro esposo, entonces este antiguo y noble vehículo debe también ser el que los lleve al altar. Puede ser las que utilizan todos los días, pero con una superproducción (latitas enganchadas detrás, un cartel que diga “Recién casados” o con sus nombres, una decoración con flores, luces y demás). O pueden conseguir bicicletas antiguas tipo inglesas, también decoradas como gustéis.

Príncipe y princesa: tal vez vuestros sentimientos se inclinen más hacia lo romántico y tradicional. Seguramente te encantaría aunque sea una vez meterte adentro de esos cuentos infantiles de príncipes y princesas que tanto has leído en tu niñez. Prueba entonces con una carroza, carruaje o un coche tirado por varios caballos blancos. Llegaréis como reyes al palacio.

Chicos rurales: ¡esta idea sí que dejará a todos con la boca abierta! ¿Habéis elegido casarse en el campo? ¿O bien vuestros trabajos o modos de vida están ligados a este gran espacio verde? Pues entonces ni lo dudéis: un tractor es la respuesta si no podéis decidiros por vehículos originales y divertidos para llegar a la boda. Además, si la ceremonia religiosa y la fiesta las realizaréis a poca distancia o dentro del mismo predio, incorporad detrás del tractor un tráiler donde podáis trasladar a los invitados desde el templo hasta la celebración.

Glamour: si los estilos vintage, cool o hippie no tienen nada que ver con vosotros porque disfrutáis más de los lujos y el glamour, viajes en cruceros, cenas en restaurantes exclusivos, vestimentas elegantes y fiestas de gala, entonces tendréis que buscar un vehículo acorde a ello. Las limousines son una opción, aunque se han vuelto algo tan trillado que posiblemente generen el efecto contrario al buscado. Os sugerimos entonces un Rolls Royce descapotable, un auto de los más modernos del mercado, una camioneta 4×4 último modelo, un coche antiguo y lujoso y demás automóviles de alta gama.

Hoyo 4: aquí hablamos de esos conocidos y simpáticos carritos en los que se trasladan los golfistas y sus elementos de juego hacia el campo de golf. Es encantador para las parejas que celebrarán su enlace en parques o jardines. Algunos hasta incluyen parabrisas, controlador del motor y de la velocidad y un kit de elevación.

Para revivir la infancia: si tenéis entre 30 y 40 años, de seguro recordaréis que en vuestra niñez habréis visto o subido a más de un Seat 600 o una Citroneta. Cochecitos nobles que parecen de colección y generan mucha nostalgia. Su particular sonido y andar harán que a más de un invitado se le escapen lágrimas. Otras alternativas son el Seat 1500, el Renault 4, el BMW Isetta y otros similares vehículos originales divertidos para llegar a la boda.

Novios cómicos: si tú, tu futuro esposo o ambos se caracterizan por el buen sentido del humor, en las reuniones siempre son los que hacen reír a los demás, suelen hacer travesuras y muestran su simpatía adonde sea que van, esta idea será genial para entrar a la fiesta. ¿Qué os parece inventar su propio “carruaje nupcial”? ¿Cómo? Por ejemplo, un cochecito pequeño (puede ser un Seat 600 o el que gustéis) tirado por uno o dos caballos comunes. Provocará más de una risa, ya que en el afán de parecer elegantes, en realidad el estilo quedará bien vulgar y bizarro. ¿Una propuesta extra? Al salir del pequeño habitáculo, comiencen a tirarse papel picado entre vosotros mismos, como si fueran dos payasos. Indudablemente, estos serán de los mejores vehículos originales y divertidos para llegar a la boda, con humor sano y sin gastar ni una moneda. ¡Tu tuuu!